« Volver a Educación


Diálisis

¿Qué es la diálisis?

La diálisis es un método de eliminar desechos y líquido extra de la sangre cuando los riñones son incapaces de hacerlo pr su cuenta. Existen dos tipos para diálisis: diálisis peritoneal y hemodiálisis

Diálisis peritoneal

Con PD, en vez de limpiar la sangre por fuera del cuerpo, una membrana drento del abdomen, llamada el peritoneo, actúa como filtro para remover las toxinas y el líquido en lugar de que lo hagan los riñones. Las toxinas y el líquido se juntan en el dializado y luego se drenan desde el abdomen a través del catéter. Este proceso se denomina intercambio y se necesitan muchos intercambios por día. La membrana actúa como filtro para limpiar la sangre, para que esta última no salga nunca del cuerpo.

Para la PD se debe insertar un catéter, que es un pequeño tubo blando que se coloca quirúrgicamente en su cuerpo. La punta permanece en el área pélvica y el extremo recorre la piel y sale del cuerpo hacia algún lado del ombligo, por lo general más abajo. El área por la que el catéter sale se cura normalmente como la piel común y no parece una herida. Un catéter de PD por lo general está listo para ser utilizado dos semanas después de haber sido colocado quirúrgicamente, e incluso antes en algunos casos. Hay dos tipos principales de diálisis peritoneal, CAPD y CCPD.

CAPD, o diálisis peritoneal ambulatoria continua, se puede hacer en casa. Por lo general hay 4 intercambios de líquido por día. Cada intercambio lleva alrededor de 30 minutos. No se utilizan máquinas para este tipo de PD. El número de intercambios lo determina su doctor.

Peritoneal automatizada

Este tipo utiliza una máquina para administrar los líquidos e intercambios. Esto se hace de noche, mientras duerme y lleva aproximadamente 9 horas. A veces se necesita un intercambio manual durante el día, según la persona y las indicaciones del médico.

Entrenamiento

Si elige la PD puede llegar a recibir 1­2 semanas de entrenamiento en el centro de diálisis. La enfermera de PD le mostrará cómo realizar los intercambios de manera segura, controlar la presión arterial, pesarse, elegir la solución de dializado correcta, cuidar el lugar de salida y el catéter para evitar una infección, comprender su dieta y medicamentos y detectar señales de problemas. Lo ayudarán a decidir si debe elegir CCPD o CAPD.También le enseñarán cómo realizar pedidos y almacenar los suministros.

Si elige PD es importante que realice los intercambios justo como su doctor lo indica. Tendrá que controlar la presión arterial y el peso, y mantener el registro del tratamiento al día. Tendrá que asegurarse de ordenar sus suministros y guardarlos adecuadamente. Las visitas clínicas son muy importantes porque brindan al equipo de atención médica una oportunidad de garantizar que los intercambios están dando los resultados que corresponden. Ser consciente de su cuerpo e informar síntomas inusuales es una forma importante de evitar infecciones y otras complicaciones. Se recomienda llamar por teléfono al enfermero de PD y otros miembros del equipo cuando tenga una duda.

Cosas que pensar

La diálisis peritoneal se realiza en el hogar. Por lo general la PD requiere menores restricciones de alimentos y líquidos que la hemodiálisis y brinda flexibilidad en la programación, por lo que puede resultar más fácil trabajar tiempo completo. No se utilizan agujas en la PD y hay menos restricciones en las actividades. La PD se puede realizar mientras viaja sin problemas de programación. Sin embargo, con la PD lleva el líquido en su vientre, por lo que su vientre puede verse más abultado, tiene que realizar intercambios todos los días y necesita lugar para almacenar los suministros.

Hemodiálisis

La hemodiálisis utiliza una membrana adicional llamada dializador para limpiar la sangre. Dentro del dializador existen tubos pequeños por los que viaja la sangre y un líquido especial llamado dializado lava el exterior de los tubos. El dializado ayuda a eliminar los productos de desecho y el exceso de agua de la sangre. La sangre viaja por el dializador y vuelve al cuerpo a través de agujas que se insertan en un vaso sanguíneo (“acceso para hemodiálisis”) por lo general en su brazo. Las agujas permiten que su sangre viaje por la máquina y regrese al cuerpo. Analizaremos los diferentes tipos de acceso para diálisis más adelante en esta sección.

Una máquina de diálisis controla la velocidad y varios factores de seguridad de su tratamiento mientras el equipo de atención médica lo controla a usted y al tratamiento. La hemodiálisis se puede realizar en un centro de diálisis o en el hogar, según su condición médica y forma de vida. Hable con su doctor para analizar qué será mejor para usted.

Hemodiálisis en el centro

Si elige hacer hemodiálisis en el centro, por lo general lo tiene que hacer 3 veces por semana durante 4 horas en la clínica de diálisis. Algunos pacientes quieren participar en su tratamiento, y la auto hemodiálisis en el centro puede ser una opción válida para quienes quieren independencia sin suministros y equipamiento en el hogar.

Hemodiálisis en el hogar (HHD, por sus siglas en inglés)

Si elige hacer diálisis en su hogar, existen algunas opciones: Tradicional – 3 días a la semana por 3­5 horas por tratamiento, Hemodiálisis frecuente y breve – 1  a 2 horas diarias 5­6 días por semana o Nocturna – 3 o más veces por semana durante la noche, por 6­8 horas, dejando los días libres. Algunos centros también tienen hemodiálisis nocturna donde debe pasar 6 horas o más de noche, 3 veces por semana, en un centro de diálisis.

Si elige HHD, por lo general necesitará un colaborador y habrá varias semanas de entrenamiento para ayudarlo a usted y a su colaborador a convertirse en expertos del tratamiento. Aprenderán cómo controlar su salud, configurar la máquina, hacer las punciones de aguja, llevar a cabo los tratamientos, ordenar suministros y qué hacer ante una emergencia. Una vez que finaliza el entrenamiento, irá al centro una vez por mes en vez de 3 veces por semana.

Acceso para hemodiálisis

El acceso para hemodiálisis es una manera de extraer e ingresar la sangre en el filtro de diálisis para poder llevar a cabo el proceso de limpieza. Su acceso es su medio de contacto y sin él no puede realizar la hemodiálisis. Existen 3 tipos comunes de acceso: fístula, injerto y catéteres / dispositivos de puerto interno.

Fístula AV

La fístula AV se crea conectando directamente una arteria y una vena, por lo general en el brazo. Este procedimiento es una operación de paciente externo y se utiliza anestesia local.  A medida que la sangre fluye hacia la vena desde la arteria recientemente conectada, la vena se hace más grande y resistente. Le enseñarán ejercicios, como apretar una pelota de goma, para permitir que la fístula se fortalezca y madure para estar lista para su uso. Esto lleva entre 6 semanas y 4 meses o más. Una vez que la fístula ha madurado, puede brindar un buen flujo de sangre por muchos años para la hemodiálisis. Los expertos en riñón y hemodiálisis, incluyendo la National Kidney Foundation (NKF), Centros de Servicios de Medicare & Medicaid (CMS) y American Association of Kidney Patients (AAKP), consideran que la fístula es la elección de acceso “ideal”. Los estudios de investigación han demostrado que las fístulas tienen menos complicaciones, como infección o coagulación, en comparación con otras opciones de acceso. Una fístula siempre debe ser la primera opción de acceso para hemodiálisis, a menos que exista una razón médica por la que no sea posible.

Injerto AV

El injerto AV se asemeja a una fístula ya que también es una conexión por debajo de la piel entre una arteria y una vena, con la excepción de que con un injerto, una tubería artificial conecta la arteria con la vena. El tubo suave, similar al plástico, tiene un diámetro aproximado de media pulgada y está hecho de un material de Teflon® o Gore­Tex®. Los vasos trasplantados provenientes de animales o seres humanos se pueden utilizar como injertos para conectar la arteria y la vena. Los injertos por lo general se colocan en el brazo, pero también se pueden colocar en otros lugares como el muslo. Los injertos no requieren tanto tiempo para madurar como las fístulas, porque el injerto no precisa tiempo para agrandarse antes de ser utilizado. En la mayoría de los casos el injerto se puede utilizar después de dos a seis semanas de ser colocado. Como los injertos se crean con materiales ajenos al cuerpo, suelen tener más problemas que las fístulas debido a la coagulación y las infecciones. Los injertos no duran tanto como la fístula y necesitan reparación y reemplazo más frecuentes.

Catéteres y dispositivos de puerto interno (LifeSite®)

Un catéter es un tubo delgado que se coloca en una vena central grande, por lo general en el cuello, pecho o ingle. La colocación del catéter por lo general lleva menos de media hora. Generalmente 2 tubos se extienden hacia fuera del cuerpo desde el catéter: uno permite que la sangre salga del cuerpo (puerto arterial) y el otro permite que regrese al cuerpo (puerto venoso). Los dispositivos de puerto interno son sistemas de acceso especial, que se colocan debajo de la piel y están conectados a catéteres venosos muy grandes para brindar acceso para extraer sangre del cuerpo para limpiarla y luego regresarla a éste.

Los catéteres y dispositivos de puerto interno se pueden utilizar para la diálisis inmediatamente después de la colocación. Un catéter o dispositivo de puerto interno se puede utilizar cuando la diálisis tiene que comenzar antes de que la fístula o injerto esté listo para ser usado. Aunque algunos pacientes utilizan catéteres permanentes, los expertos en riñones y hemodiálisis no recomiendan los catéteres y dispositivos de puerto interno para una hemodiálisis a largo plazo. Los problemas que presentan los catéteres y dispositivos de puerto interno incluyen:

  • Mayor probabilidad de infección, coagulación o falla
  • Flujo sanguíneo más lento por lo que la diálisis no puede limpiar la sangre a fondo como con una fístula o injerto
  • Acceso inferior para la hemodiálisis a largo plazo
  • Conduce a más hospitalizaciones y menos tiempo de vida para el paciente

 

Cosas que pensar

Con la hemodiálisis en el centro, durante 4 días a la semana no recibe diálisis, profesionales capacitados brindan los tratamientos y tiene varias horas 3 veces por semana para realizar una actividad tranquila que disfrute. Tiene tiempo para encontrarse y pasar tiempo con otros pacientes y puede viajar con una planificación por adelantado. Por otro lado, tendrá restricciones en los alimentos y líquidos, se necesitan agujas para cada tratamiento y es posible que la programación del tratamiento no cuadre en su vida o trabajo. Con HHD necesitará un colaborador y puede recibir punciones de aguja más frecuentes en su acceso dependiendo del tipo de tratamiento, ya sea tradicional, frecuente y breve o nocturno en su hogar.

Resumen de diálisis

Como sucede con todas las opciones de tratamiento, es importante que usted siga el plan que puede incluir limitaciones en la dieta y los líquidos. Al mantener un seguimiento de sus valores de laboratorio, podrá ver los resultados de sus esfuerzos. Recuerde tomar los medicamentos exactamente como lo indica el doctor. Es importante realizar todos y cada uno de los tratamientos de diálisis y permanecer en la máquina durante todo el tiempo del tratamiento. Tal vez necesite controlar la presión arterial y el peso entre tratamientos.

Recetas

Encuentre recetas sabrosas, buenas para los riñones de comidas bajas en potasio, fósforo y sodio. Los dietistas renales de DaVita presentan recetas saludables y deliciosas para pre-diálisis, diálisis y dietas para diabetes y diálisis.

Servicios

DaVita ofrece opciones de tratamiento de diálisis para que usted y su médico puedan elegir el plan de atención que se adapte a sus necesidades de salud y estilo de vida. DaVita también ofrece otros servicios que se especializan en áreas del tratamiento de la enfermedad renal.

  • Social Media
    • Facebook Find us on Facebook
    • YouTube Watch us on YouTube
    • G+ Follow us on Google+
    • By posting on any of these social media sites, you are bound by our legal terms of use.

DaVita

© 2004-2014 DaVita HealthCare Partners Inc. All rights reserved. Terms of Use | Privacy of medical information | Web Privacy Policy | Safe Harbor Privacy | FAQs | Site map
This site is for informational purposes only and is not intended to be a substitute for medical advice from a physician.
Please check with a physician if you need a diagnosis and/or for treatments as well as information regarding your specific condition. If you are experiencing urgent medical conditions, call 9-1-1

117